ATRAPABULOS

¿Hay que tomar alimentos sin lactosa?

La lactosa es el azúcar, concretamente un disacárido, presente en la leche de los mamíferos. La leche materna la contiene en mayor cantidad, un 7,2%, frente a la leche de animales rumiantes como la vaca (4,6% en leche entera) o la oveja (5,1%). En ocasiones se añade también como aditivo o excipiente, en alimentos y medicamentos, por sus propiedades tecnológicas[i].

Para que la lactosa sea absorbida en el intestino, debe ser descompuesta por la enzima lactasa. La lactasa es una β-galactosidasa encargada de la hidrólisis de lactosa a los monosacáridos, glucosa y galactosa2. La lactasa suele presentar un pico de actividad en los primeros años de vida, y el momento de su disminución varía mucho según el origen étnico, pudiendo ser en la infancia (chinos y japoneses), adolescencia o incluso e la edad adulta (europeos del norte), pero, aproximadamente dos tercios de la población mundial dejan de producir altos niveles de lactasa a los 3 años de edad1,2.

Si no hay la cantidad suficiente de lactasa, la lactosa no se descompone, lo que puede causar síntomas como molestias abdominales, hinchazón o gases, calambres y diarrea[ii], lo que se conoce como intolerancia a la lactosa.

De acuerdo con las últimas tendencias, y gracias a la diversificación de la oferta, cada vez existe mayor número de productos sin lactosa en el mercado. Sin embargo, ¿son productos orientados a cualquier perfil de consumidor?

En el caso de las personas intolerantes a la lactosa, el tratamiento consiste en reducir los alimentos que contienen lactosa en la dieta2 y el consumo de productos sin lactosa sería lo indicado para ellos.

Sin embargo, no se aconseja seguir una dieta sin lactosa a aquellas personas que no son intolerantes, ya que no supone una opción más saludable e incluso podría tener consecuencias negativas:

  • La lactosa constituye una fuente energética importante, especialmente para los niños durante las etapas de crecimiento y desarrollo1.
  • Los productos sin lactosa, si no se han enriquecido, pueden tener baja calidad nutricional y sensorial y normalmente son más caros que los alimentos que contienen lactosa[iii].
  • Dejar de consumir productos lácteos como la leche podría llevar a deficiencias nutricionales4 como un bajo aporte de vitaminas y minerales como son el calcio y la vitamina D.
  • El consumo de derivados lácteos con menor contenido de lactosa como los quesos o el yogur, se recomienda incluso a las personas intolerantes a la lactosa, junto con otros productos sin lactosa, para ayudar a reducir los síntomas y seguir manteniendo el aporte de otros nutrientes importantes como son el calcio y vitamina D1,2.

[i] Lomer MC, Parkes GC, Sanderson JD. Review article: lactose intolerance in clinical practice–myths and realities. Aliment Pharmacol Ther. 2008;27(2):93-103.

[ii] Silberman ES, Jin J. Lactose Intolerance. JAMA. 2019;322(16):1620.

[iii] Sheenam S, Kumar V, Prasad R, Tanwar B, Goyal A, Kaur S, Gat Y, Kumar A, Kaur J, Singh D. Considerations for development of lactose-free food. Journal of Nutrition & Intermediary Metabolism

Volume 15, March 2019, Pages 27-34.

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account