Un patrón dietético como el de la Dieta Mediterránea, con alto potencial antioxidante, antiinflamatorio e inmunomodulador puede constituir una profilaxis que disminuya la gravedad del COVID-19. 

COVID-19 

La enfermedad por coronavirus (COVID-19) es una enfermedad infecciosa causada por el virus SARS-CoV-2.[i]. 

La mayoría de las personas infectadas experimentan una enfermedad respiratoria de leve a moderada y se recuperan sin requerir un tratamiento especial. Sin embargo, algunas enferman gravemente y requieren mayor cuidado médico.[i]. 

En todo el mundo ya se han sobrepasado los 247 millones de casos, y los 5 millones de fallecidos.[ii]. 

Factores de riesgo  

Numerosos estudios indican que la dieta puede jugar un papel importante en el desarrollo de la enfermedad por COVID-19. La Dieta Mediterránea puede constituir una profilaxis que disminuya la gravedad del COVID-19.

La mayoría de las personas infectadas con este virus no experimentan síntomas o solo experimentan síntomas leves. Sin embargo, existen factores que pueden hacer que una infección leve se transforme en una condición potencialmente mortal. 

Uno de estos factores de riesgo es la malnutrición, ya sea por exceso (obesidad) o por defecto (desnutrición) [iii]. 

Se ha visto que la obesidad, la localización central de la grasa y las enfermedades asociadas como la diabetes o los trastornos cardiometabólicos se relacionan con un peor pronóstico de la enfermedad.[iv]. 

Por otro lado, se ha observado que la desnutrición, especialmente en pacientes mayores, es un factor pronóstico tanto a corto como largo plazo de aumento de la mortalidad. La falta de algunos nutrientes, como vitaminas o minerales, pueden reducir la inmunidad y, en consecuencia, aumentar el riesgo de mortalidad en pacientes infectados con  SARS-CoV-2 [iii]. 

Recomendaciones dietéticas  

Llevar una dieta saludable desempeña una función importante en nuestra salud y sistema inmunitario, tanto durante la enfermedad como antes o después de ella. 

Algunas recomendaciones nutricionales importantes que debemos tener en cuenta son las siguientes: [v]

  • Combine alimentos de todos los grupos. 
  • Consuma frutas y hortalizas en abundancia, al menos 5 raciones al día.  
  • Incluya legumbres, cereales integrales y frutos secos a su dieta.  
  • Limite la cantidad de grasas, sobre todo saturadas, el azúcar y la sal.  
  • Lleve a cabo una buena higiene de los alimentos y utensilios de cocina.  
  • Manténgase físicamente activo realizando al menos 30-60 minutos de ejercicio físico al día, y beba mucha agua

Al combinar alimentos de los distintos grupos nos aseguramos la ingesta de todos los nutrientes necesarios para nuestro organismo: proteínas, grasas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales [v]. 

Entre los nutrientes protectores destacan el zinc, el selenio, las vitaminas C, D y A, los polifenoles y los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) [iii] [iv]. 

Zinc

El zinc, presente en las carnes rojas, aves y pescados, regula la respuesta inflamatoria y tiene efectos antivirales. Por su parte, el selenio juega un papel importante protegiendo al sistema respiratorio frente a infecciones víricas[iii]. 

Vitaminas

Entra las vitaminas, caben destacar la vitamina C, que participa en los procesos fisiológicos asociados con la inmunidad y en el proceso de coagulación de la sangre, y la vitamina D, que interviene en la modulación de la respuesta a las enfermedades pulmonares virales y juega un papel importante en la prevención de la COVID-19 [iii]. 

Ácidos grasos

Los ácidos grasos omega-3 y omega-6 regulan la respuesta inflamatoria del organismo, y se ha visto que la deficiencia de los ácidos grasos omega-3 (DHA y EPA), , puede aumentar la susceptibilidad a las infecciones víricas, incluida el coronavirus [iii]. 

Polifenoles

Los polifenoles, especialmente los flavonoides presentes en las frutas y verduras, tienen propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y antitrombóticas que protegen frente a la infección del SARS-CoV-2 y a la gravedad de la enfermedad [iii]. 

En resumen…

En resumen, la dieta mediterránea, es uno de los patrones dietéticos más saludables mundialmente conocida por sus propiedades antioxidantes, antiinflamatorias y potenciales antimicrobianas e inmunomoduladoras, y es un método prometedor y relativamente fácil para atenuar la gravedad de la infección por COVID-19 [iv]. 


i WHO. “Coronavirus”. 2021 https://www.who.int/es/health-topics/coronavirus#tab=tab_1

ii Ministerio de Sanidad, Gobierno de España. Actualización nº 497. Enfermedad por el coronavirus (COVID-19). 04.11.2021 https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov/documentos/Actualizacion_497_COVID-19.pdf  

iii Skrajnowska, D.; Brumer, M.; Kankowska, S.; Matysek, M.; Miazio, N.; Bobrowska-Korczak, B. Covid 19: Diet Composition and Health. Nutrients. 2021, 13, 2980. https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC8472186/pdf/nutrients-13-02980.pdf 

iv A.M. Angelidi, A. Kokkinos, E. Katechaki et al. Mediterranean diet as a nutritional approach for COVID-19. Metabolism Clinical and Experimental.2021, 114, 154407 https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7833284/pdf/main.pdf  

v Una dieta saludable antes, durante y después de la COVID-19. FAO. 2021 https://www.fao.org/fao-stories/article/es/c/1393032

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account