TENDENCIAS

¿Cómo hacer que tus pacientes coman mejor haciendo una compra más efectiva?

¿Cómo hacer una compra más efectiva?

Seguro que diariamente entran pacientes a tu consulta pidiendo ayuda para adelgazar y comer de forma saludable. Muchos de ellos creen que por comer poca cantidad van a adelgazar, pero ¿realmente lo que comen es saludable?

Y es que el problema reside, la mayoría de las veces, en su forma de realizar la compra. Se cree que los productos con mensajes que auguran ayudar a perder peso, sin azúcares añadidos o 0% van a ayudar a conseguir su principal objetivo, perder peso y cuidar la línea, pero lejos de la realidad. El principal problema reside en la forma en la que nuestros pacientes realizan la compra y el tipo de productos que eligen.

Es por ello por lo que te damos una serie de ideas clave sobre cómo hacer una compra más efectiva para ayudar a tus pacientes en su alimentación.

  1. Recomienda tomar un snack saludable antes de ir a la compra, para evitar ir con hambre. Este es un punto clave, ya que muchas veces se hace la compra justo antes de comer y se termina cogiendo más productos de lo que realmente se necesitan o buscando algo de picoteo para comer nada más salir del supermercado.
  2. Ayúdale a hacer un menú semanal. De esta forma podrá saber qué productos son los que necesita y ver cuáles tiene ya en casa. Así, cuando vaya a la compra irá directamente a por el producto en cuestión, sin parar a buscar otros innecesarios.
  3. Recalca la importancia de comprar productos frescos. Buscar productos frescos frente a los procesados va a hacer que la compra sea más saludable y que el paciente lleve una alimentación mucho más completa. Así evitaremos que el paciente ingiera azúcares y grasas innecesarias que muchas veces están en los alimentos procesados y que son la principal causa de que su alimentación no sea la correcta.
  4. Sugiérele hacer la compra en los mercados de toda la vida. Frutería, carnicería, panadería, pescadería…los del barrio de toda la vida. Esto va a permitir que compre productos frescos y se aleje de las grandes superficies que, muchas veces, por comodidad, es su principal recurso.
  5. Enséñale a comparar los productos de diferentes marcas. Que aprenda a leer su etiqueta, comparar los ingredientes y valor nutricional. De esta forma aprenderá a leer correctamente una etiqueta y cogerá siempre el producto más saludable, que no siempre es el más caro.
  6. Háblale de palabras como azúcar, fructosa, glucosa, jarabe (maíz, malta, maple), sacarosa, maltosa, néctares o concentrado de zumo de frutas, etc.… ya que se trata del azúcar añadido al producto y no es beneficioso para su salud.
  7. Enséñale posibles aplicaciones para hacer la compra. Hoy en día existen muchas aplicaciones que permiten leer el código de barras del producto e indican claramente si este es saludable o no. Estas le van a ayudar a decidir qué producto debe comprar.

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account