Redes Sociales y hábitos alimenticios

Las redes sociales están llenas de comida. Fotografías de dulces o platos salados, productos de diferentes marcas, gente disfrutando de una cena en un restaurante o tomando el aperitivo durante el fin de semana. Podemos incluso encontrar perfiles dedicados únicas y exclusivamente a publicar recetas y platos y cada vez es más común encontrar perfiles que nos ayudan a llevar una alimentación más variada y equilibrada.

Es indudable que todo lo que rodea nuestro perfil en Instagram, Facebook e incluso Twitter tiene que ver con la alimentación. De hecho, cada mes, el hashtag #food representa más de 250 millones de publicaciones y el 38% de los usuarios de Instagram ven contenidos de alimentos, según las estadísticas globales de Instagram[1].

Es por eso por lo que, lo que vemos diariamente puede cambiar nuestra forma de actuar y ver la realidad. Así, un estudio realizado por la Escuela de Ciencias de la Vida y la Salud de la Universidad de Aston en Birmingham[2] ha observado que los usuarios de las redes sociales cambian sus hábitos alimenticios según lo que vean en las redes sociales.

Los usuarios cambian sus hábitos alimentarios según el contenido de sus redes sociales

Así, tal y como explica el estudio, los usuarios cambian sus conductas alimentarias según el contenido al que estén expuestos en sus redes sociales. Por ejemplo, los participantes consumirían más frutas y verduras si pensaran que las personas a las que siguen consumen más alimentos de este tipo.

En este sentido, los participantes del estudio tuvieron que estimar la cantidad de comida basura que consumían las personas a las que siguen basándose en sus publicaciones. Estos datos mostraron cómo los participantes consumían más comida basura si sentían que su círculo social aprobaba este tipo de comida.

Inconscientemente tomamos decisiones en función de lo que hemos visto

Los investigadores analizaron e hicieron un seguimiento a lo largo del tiempo para ver si las redes sociales influyen en el peso.

Por ello, se ha podido observar así cómo los círculos online influyen e incluso modifican nuestros hábitos alimentarios. Esto se explica porque inconscientemente tomamos decisiones en función de lo que hemos visto o del comportamiento de los más cercanos a nosotros.


[1] https://blog.digimind.com/es/tendencias/instagram-estad%C3%ADsticas-globales-clave-del-2019

[2]https://retina.elpais.com/retina/2020/02/11/innovacion/1581419867_780862.html

 
Regístrate en Nutrición Práctica:La Comunidad en Acción
 
0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account