TENDENCIAS

¿Qué es Nutriscore?

Muchos ya estaréis familiarizados con Nutriscore, también conocido coloquialmente como “semáforo nutricional”, una herramienta que se ha diseñado con el objetivo de facilitar la comprensión del etiquetado de los alimentos. El primer país de su desarrollo e implantación ha sido Francia.

En España, según el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, cuando se apruebe el Real Decreto que lo regula será voluntario, aunque ya existen empresas que lo están implementando.

Este nuevo modelo de Etiquetado Nutricional Frontal sigue las recomendaciones de la Unión Europea, asociaciones y sociedades científicas y la Organización Mundial de la Salud y su finalidad es informar a los consumidores sobre la calidad nutricional de los alimentos y bebidas.

Con el fin de que Nutriscore se adapte a nuestra dieta Mediterránea, este modelo de etiquetado se usará en alimentos compuestos por más de un ingrediente, y por lo tanto no se aplicaría a productos como el aceite de oliva, la miel, los huevos, la sal, el azúcar o la leche, según ha informado el Ministerio[i].

Todo esto ya nos suena, pero… ¿sabemos qué novedades se han llevado a cabo desde que se introdujo este etiquetado?

¿Qué hay de nuevo?

Este nuevo sistema de etiquetado nutricional ya ha sido implementado de manera voluntaria por algunas marcas en España, con el objetivo de anticiparse y ser pioneros en ayudar al consumidor a mejorar las decisiones de compra.

La OCU, entre otras organizaciones de nutricionistas, apoyan y piden que el “semáforo nutricional” se vuelva obligatorio en toda la Unión Europea. ¿El motivo? Porque creen que para que las grandes empresas de alimentación se comprometan y expongan este etiquetado en sus productos, es necesaria una modificación del Reglamento de la Unión Europea sobre información dirigida a consumidor (INCO).

En el caso de Alemania, a partir de 2020 será implementado el etiquetado Nutriscore, y organizaciones alemanas como Foodwatch se han sumado a apoyar su obligatoriedad en todo el continente.

En Francia, se ha comunicado recientemente la inclusión del etiquetado Nutriscore en la publicidad online, televisión y otros medios para llegar mejor al consumidor. Sin embargo, se está llevando a cabo un largo proceso de implementación en este país ya que, tras dos años desde su introducción oficial, Nutriscore está presente sólo en un 5% de los productos comercializados, según indica la asociación UFC-Que Choisir. Ellos también están a favor de imponer la obligatoreidad a nivel Europeo.

¿Cómo nos ayuda Nutriscore?

  • Apuesta por el patrón de dieta saludable y equilibrada, promoviendo la elección de compra de alimentos más saludables.
  • Ayuda a que el consumidor entienda mejor el etiquetado nutricional.
  • Contribuye a la prevención de la obesidad en la sociedad, reforzando la Estrategia NAOS (Nutrición, Actividad Física y Prevención de la Obesidad).
  • Supone un aliciente para que la industria alimentaria mejore el perfil nutricional de sus productos.

¿Cómo se calcula?

Consiste en un código de colores, del verde al rojo en cinco niveles, combinado con letras de la A a la E. Según su contenido en azúcares, grasas saturadas, sodio (sal), valor energético, fibra y proteínas y porcentaje de frutas y verduras, en cada producto se destaca el color que le corresponda. Los colores verdes (letra A) corresponden a los productos de máxima calidad nutricional y los colores rojos (letra E), a los de calidad nutricional más baja[i].

El producto obtendrá el color y la letra en función de un algoritmo que se basa en la atribución de puntos a cada alimento o bebida, en función de la composición nutricional por 100 g o 100 ml de producto:

  1. El valor energético, los azúcares, las grasas saturadas y el sodio, son considerados como nutrientes “desfavorables”. Según la presencia de estos nutrientes en los alimentos y bebidas, se atribuye una puntuación de 0 a 10 (“puntos A”).
  2. Las proteínas, la fibra y el porcentaje de frutas y verduras, son los nutrientes “favorables”. La puntuación asignada para ellos es de 0 a 5 puntos (“puntos C”)[i].

Cálculo del algoritmo del NutriScore, la puntuación FSAm/HCSP

  1. Sumando el total de los “Puntos A y C”, se utiliza un árbol de decisiones para llegar a la puntuación final.
  2. En función de esta puntuación final, se determinará un color y una letra.

Se han creado unos valores específicos para bebidas (la leche y las bebidas vegetales se calculan con la fórmula general y no con la fórmula para bebidas) y materias grasas, y, además, en Francia se ha establecido un criterio específico para los quesos.

No debemos olvidar que hay que centrar la dieta en las opciones más saludables como son los alimentos frescos y naturales[i] como frutas, verduras, legumbres, frutos secos… Para la elección de alimentos envasados, Nutriscore será herramienta de importante ayuda para el consumidor.


[i] AECOSAN. Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición. Acceso {19/06/2019}. Disponible en: http://www.aecosan.msssi.gob.es/AECOSAN/web/noticias_y_actualizaciones/noticias/2018/XI_Premios_Naos.htm.

[i] El logotipo nutricional NutriScore en los envases de los alimentos puede ser una herramienta útil para los consumidores españoles. Pilar Galan, Rebeca Gonzalez, Chantal Julia, Serge Hercberg, Gregorio Varela-Moreiras, Javier Aranceta-Bartrina, Carmen Pérez-Rodrigo, Lluis Serra-Majem. Revista española de Nutrición Comunitaria, 2017.

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account