¿Qué es EII?

La enfermedad inflamatoria intestinal (EII) es un proceso inflamatorio crónico que afecta al tracto digestivo. Comprende dos enfermedades que se diferencian tanto en la extensión de la inflamación como en los segmentos afectados del tracto digestivo1.  

Enfermedad de Crohn

Por un lado, en la enfermedad de Crohn la inflamación se extiende por todo el espesor de la pared del tubo digestivo y puede afectar a todo el tracto digestivo1. Puede manifestarse en cualquier etapa de la vida, especialmente en edades jóvenes de entre 15-35 años2.

Colitis ulcerosa

Por otro lado, en la colitis ulcerosa la inflamación se extiende por la mucosa y submucosa, y se ubica solamente en el colon1. Puede aparecer a cualquier edad también, no obstante, los distintos estudios epidemiológicos observan que suele manifestarse sobre todo entre los 25-35 años y entre los 65-75 años3.

Actualmente no existe ningún tratamiento que cure de manera definitiva ninguno de los tipos de la enfermedad, pero si existen medicamentos que pueden a ayudar a controlar la inflamación2,3.

Otra parte muy importante del tratamiento son las recomendaciones nutricionales que debe seguir el paciente para intentar minimizar al máximo los síntomas.

Tratamiento nutricional

El objetivo a nivel nutricional es una dieta de fácil digestión, evitando aquellos alimentos que causen malestar,  fraccionada en 4-6 tomas (desayuno, media mañana, comida, merienda, cena y recena) para mejorar la tolerancia y digestión4. Según sea el grado de la patología en el paciente (brote leve, moderado o grave) serán necesarias una serie de pautas dietéticas:

  • Lácteos y derivados: desnatados y semidesnatados4, y en caso de intolerancia a la lactosa, se recomienda los productos sin lactosa3. Evitar aquellos lácteos con alto contenido de grasa como el yogur griego y quesos grasos1.
  • Carnes, pescados y huevos: consumir preferiblemente carnes magras (pollo, conejo o pavo), pescados blancos (lenguado, rape, mero, merluza…) y embutidos como jamón york, pavo y jamón serrano desgrasado. Evitar las carnes y pescados grasos, carnes fibrosas y duras, embutidos grasos3. En relación con el huevo, si se trata de un brote leve, consumirlo en forma de tortilla francesa o huevo duro, en cambio, si se trata de un brote moderado o grave consumir solo la clara del huevo1.  
  • Verduras y hortalizas: preferiblemente aquellas bajas en fibra como la zanahoria en forma de puré/cremas o chafadas1. Evitando aquellas que son muy fibrosas y flatulentas (pimientos, coles…)3.
  • Cereales, legumbres y tubérculos: principalmente los refinados y bajos en grasa, y las patatas en forma de puré. Evitar los cereales integrales y las legumbres4.
  • Frutas: se recomienda el consumo de plátano muy maduro, manzana y pera al horno o hervida y fruta en almíbar3. Se deben eliminar las frutas frescas debido a su alto contenido de fibra4.
  • Grasas: aceite de oliva preferentemente1.
  • Azúcares y dulces: miel, azúcar y repostería casera con poco aceite en moderación. Evitar el cacao, galletas integrales, bollería y repostería industrial3.
  • Hidratación: agua, infusiones y caldos vegetales en pequeñas tomas y fuera de las comidas para favorecer las digestiones. Evitar alcohol, caldos grasos, bebidas gaseosas, excitantes (café o té) y muy frías3.
  • Tecnologías culinarias: cocciones sencillas como al horno, vapor o plancha. Evitar los fritos, rebozados, guisos y empanados3.

Con relación a las recomendaciones a la hora de comer, se aconseja:

  • Comer despacio, masticando bien y en un ambiente tranquilo.
  • Reposar sentado media hora después de las comidas principales.
  • No tomar alimentos ni muy fríos ni muy calientes.
  • Condimentar los platos con sal y hierbas aromáticas3.

Por último, a medida que vayan mejorando la sintomatología de la patología se debe ir reintroduciendo de manera progresiva los alimentos hasta alcanzar una alimentación completa, saludable y variada3.   


1Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición. (s. f.).  Recomendaciones nutricionales para la enfermedad inflamatoria intestinal.  https://www.seen.es/modulgex/workspace/publico/modulos/web/docs/apartados/1074/140420_010013_5796641613.pdf

2San Juan Acosta, M. (s.f.). Enfermedad de Crohn. [Online] https://www.saludigestivo.es/mes-saludigestivo/enfermedad-de-crohn/enfermedad-crohn-profundizacion/#recomendaciones-nutricionales

3Fundación Española del Apara Digestivo. (s.f.). Colitis Ulcerosa. [Online] https://www.saludigestivo.es/enfermedades-digestivas-y-sintomas/colitis-ulcerosa/#recomendaciones-nutricionales

4Cuervo Zapatel, M. y Ruiz de las Heras de la Hera, A. (2004). Alimentación Hospitalaria 2. Dietas hospitalarias. Díaz de Santos.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

CONTACTO

Déjanos tus comentarios, dudas o sugerencias y te responderemos lo antes posible

Enviando

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

Create Account